Mi mujer, encantada con el negro que conocimos en Panamá.

Mi mujer, encantada con el negro que conocimos en Panamá.